JUGUETES EDUCATIVOS

Todos los juegos en la infancia son educativos. Desde el que se inventan con un palo hasta el más complejo y elaborado, porque el juego es la excusa con que el desarrollo nos prepara para la vida.

¿Entonces qué hace más recomendables a unos juguetes que a otros?

Como profesional yo invito a decantarnos por aquellos que promueven la autonomía. Por ejemplo, antes de comprarle un disfraz de Peter Pan o de princesa, hacerlo juntos. También están en venta los disfraces, bolsos, etc, para pintar. Vienen solo con el dibujo perfilado o incluso sin dibujo, y el niño ha de hacer su propio diseño con pinturas permanentes. Luego eso si, ¡tenemos que atrevernos a dejarle que se los ponga!

Actualmente se han puesto muy de moda los juguetes hechos de cartón. Incluso sin necesidad de comprarlos hechos, podríais coger cartón, recortarlo, pintarlo, y construir desde un traje de Hércules hasta una silla, una casita, etc. También se están poniendo de moda en conocidas tiendas de juguetes infantiles los packs para niños para aprender a hacer papiroflexia. Éste tipo de juego requiere de el mínimo material y permite un mundo de posibilidades infinito. Ambos tipos de juegos estimulan la creatividad y la inteligencia espacial.

Existen los juegos que traen todo hecho y tu niño sólo mueve los mandos, y los que requieren ser previamente construidos. Decántate por los segundos. Con ellos podemos, desde enseñarles a nuestros hijos a hacer las clásicas pulseras o pompones de nuestra época, los juegos de bolas “tragaperras” que inventábamos de niños con una tabla de madera, un muelle, clavos, gomas y canicas, hasta comprarle un actual y divertido “coche solar” que se monta en casa y se mueve por energía solar, un hormiguero real, que tendrá que construir juntando la arena y las hormigas, mini estaciones meteorológicas desmontables para hacer experimentos ecológicos (desde los 8 años aprox), o juegos para provocar y controlar mini erupciones volcánicas en casa, para acercarse un poquito al mundo de la química y la geología, juegos de construcción electrónicos, para construir en casa motores, altavoces, hélices interruptores, etc.

Actualmente hay una oferta enorme de este tipo de juegos. Podéis encontrarlos en cualquier juguetería. ¿Cual elegir? Observa a tu hijo, intenta discernir donde están sus principales talentos e intereses. Dónde disfruta.

Los juegos de anatomía clásicos mejoran su comprensión y retención frente a todos esos huesos y órganos que tiene que memorizar en clase. Todos recordamos cuando nos tocaba aprendernos los ríos de memoria; Los puzzles del mapa de tu país o del mundo, de los ríos o con las características de cada región, le ayudarán a coger más rápido los conceptos de geografía y entender para qué sirve aprenderse tanto nombre. Incluso actualmente se venden fascinantes puzzles tridimensionales, (que permiten desde construir un árbol hasta la Torre Eiffel), magnéticos, (para hacer en vertical y horizontal) e incluso que se pueden diseñar por uno mismo (Puzzles en blanco donde tu tienes que diseñar el propio dibujo).

Los juguetes de construcción como los Lego o los Mecano de toda la vida son perfectos para estimular el dominio del espacio, la imaginación y la motricidad fina.

En definitiva, si se puede, es interesante informarse sobre el contenido que tendrá este año que estudiar en el cole y hacerse con juegos relacionados que le permitan recibir toda esa nueva información con curiosidad y familiaridad.

Si tu hijo tiene dificultades en algún terreno escolar, observa en que punto del aprendizaje se encasquilla.

E investiga.

Seguro que encuentras numerosos juegos relacionados que pueden ayudarle a encarar la asignatura con el doble de ganas y habilidades. Pero eso sí, tienen que resultarle divertidos, porque si no estarás incentivando su rechazo hacia esa asignatura.

En cuanto a enfrentarse el mundo de las mates;

Los ábacos son muy útiles cuando empiezan a aprender a contar. Sobre todo para entender conceptos complejos como el de Decenas o Centenas. Existen también SUDOKUS para niños, que también funcionan como puzzles, estimulando su lógica y su concentración. Cuando empiezan a operar con números, los números magnéticos, los dados gigantes, etc, nos ayudan a hacer del arte de las matemáticas algo fácil y divertido.

Muchos padres se preguntan si comprarle una Tablet o Ipad a su hijo/a. Se cuestionan si estimula su aprendizaje o les vuelve pasivos y asociales. Lo mismo ocurría hace años con la consola. Una tableta puede ser de gran ayuda para su aprendizaje y su desarrollo. No olvidemos que vivimos en una sociedad con un enorme peso virtual. Existen juegos muy estimulantes, adaptados por edades e intereses, dentro de las aplicaciones que permiten descargar este tipo de objetos. Si lo usas con cabeza, se trata de un gran aliado.

Rocío Carballo
Psicóloga psicoterapeuta